Atrás

“Ruta 90 es la columna vertebral de Paysandú”

En su visita al departamento, el ministro Heber atendió planteos sobre rutas, luminarias, señalización, refugios peatonales y otros temas importantes para los vecinos.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, recorrió la ruta 90 para conocer su estado y observar el avance de obras de rehabilitación, que se vienen ejecutando a un ritmo más lento que el planificado. El jerarca dialogó con los representantes de la empresa encargada de ejecutar las obras para conocer las causas de las demoras y estudiar la posibilidad de que las mismas se culminen cuanto antes.

El ministro expresó su deseo de “que se culmine lo que se está haciendo y en función de esa ampliación poder terminar una ruta que es la columna vertebral de Paysandú, que va hasta Guichón”. Heber destacó la seriedad con la que ha venido trabajando la empresa ejecutora, que plantea “cambiar la tipología de parte de la ruta para que haya más durabilidad y más garantía. Aunque sea un poco más caro, va a durar en el tiempo”.

Durante su recorrida por Paysandú, el ministro dialogó con vecinos de Piedras Coloradas y de Guichón, quienes le plantearon su preocupación por el estado de la ruta. Al respecto, Heber expresó que confía en que la empresa “va a escuchar los reclamos que los vecinos han hecho en forma pública para poder atender un poco las incomodidades naturales que significa hacer una ruta nueva con buena base”.

Los vecinos también hicieron planteos para garantizar la seguridad de los usuarios, como la instalación de radares, iluminación, ciclovías y mejorar la señalización. El ministro les informó que la cartera se encuentra elaborando un proyecto de licitación para poner radares y señalizar. Hay que garantizar la seguridad de los pobladores y para ello “el ministerio va a ser muy duro en los controles de velocidad dentro de los pueblos. No vamos a admitir que se entre y pase por una ciudad a más de 60 kilómetros por hora”.

Durante la recorrida, el jerarca expresó que se trabajará para mejorar la calidad de las rutas del litoral y atender las demandas de los vecinos, aunque advirtió que se deben encontrar los mecanismos para hacer posibles las obras. “Vengo a comprometerme a trabajar juntos, no vengo a prometer castillos en el aire. Me llevo las notas, me llevo la agenda y me llevo la inquietud de un pueblo que quiere hacer”, concluyó el ministro.