Atrás

Arquitectura preserva patrimonio del país

La Dirección Nacional de Arquitectura ha intervenido en decenas de edificios patrimoniales en todo el territorio nacional, rescatando sus valores simbólicos y arquitectónicos.

Se llevó a cabo una nueva edición del Día del Patrimonio. Varios de los lugares a los que miles de uruguayos pudieron visitar el fin de semana del 3 y 4 de octubre han recibido la intervención de la Dirección Nacional de Arquitectura (DNA), con el objetivo de restaurarlos, restituirlos o reestructurarlos.

Una de las obras en las que se intervino es el viejo edificio de la ex cárcel de Miguelete. Allí se emplazó el Centro Cultural Miguelete y la red de laboratorios del Museo Nacional de Historia Natural.  También se reacondicionaron los ámbitos interiores del Museo Zorrilla de San Martín. En edificios como el del Cabildo de Montevideo y la Casa Herrera y Reissig Ciudad Vieja, se realizaron trabajos para evitar el deterioro de los elementos estructurales.

Las intervenciones no solo se han realizado en Montevideo, sino en todo el país. Ejemplo de ello es la recuperación del edificio del ex Cine Stella de Fray Bentos. Esta obra requirió que los trabajadores se capaciten en técnicas de restauración. También se trabajó en lugares como la Casa Rodó en Santa Lucía, o el Museo Uriburu de Maldonado.

Así como estos, existen decenas de edificios que han sido intervenidos por la DNA. Los trabajos sobre una obra de arquitectura patrimonial comienzan por el relevamiento y reconocimiento de los valores materiales, históricos y simbólicos que los edificios poseen. Una vez identificados y analizados, se trabaja para preservar los valores patrimoniales en la intervención, de modo que la obra final resulte potenciada.