Atrás

Ferrocarril Central generará 2 mil puestos directos de trabajo

Fueron presentados los detalles de las obras del Ferrocarril Central, que unirá Montevideo con Paso de los Toros. El proyecto, además de la recuperación de la red ferroviaria, abarca un conjunto de obras adicionales para garantizar la seguridad en la circulación. Las obras generarán 2 mil puestos de trabajo directos.

“Es una mirada a futuro pensando en el Uruguay logístico”, señaló el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi. El jerarca destacó que la infraestructura permitirá “recuperar la carga que el ferrocarril tenía y trasladar carga nueva que se ha generado”. “Es la oportunidad de tener un transporte más ágil y barato”, señaló haciendo referencia al proyecto de infraestructura ferroviaria más importante de los últimos años.

El subsecretario de la cartera, Jorge Setelich, informó que el objetivo “es generar futuro para el ferrocarril del Uruguay”. La red ferroviaria actual está pensada para trasladar 18 toneladas por eje. Una vez ejecutadas las obras se trasladarán 22.5 toneladas por eje, lo cual “permite usar equipos de tracción más pesados e incrementar el volumen de carga”. Recuperar las vías  y adecuarlas a estándares modernos es un paso fundamental para recuperar la competitividad. El subsecretario informó que por el Ferrocarril Central se transportarán cuatro millones de toneladas. Además de madera, granos y combustible, la infraestructura permitirá transportar otro tipo de cargas. “Es un salto en capacidad, cantidad y seguridad”, señaló el subsecretario.

El representante del consorcio que ejecutará las obras, Alejandro Ruibal, destacó la credibilidad que tiene el país para los inversores. El ingeniero señaló que el proyecto “es complejo, hay que dar garantías a quienes van a poner el dinero. Ahí está la credibilidad del país. Si no creen en el país, nadie viene a invertir 1000 millones de dólares. Están haciendo una apuesta al país porque creen en él, esa es la clave para lograr este tipo de negocios”.

Detalles del proyecto

Los técnicos del consorcio Vía Central presentaron detalles de cómo se construirán las obras mediante animaciones que ilustraban el proceso y los resultados esperados. Señalaron que la nueva infraestructura permitirá trasladar más capacidad de carga en mejores condiciones de seguridad.

Actualmente se está haciendo un relevamiento cartográfico a lo largo del trayecto. Una vez finalizado el trabajo previo, se desmontará la vía existente, extendida a lo largo de unos 273 kilómetros. Estas vías podrán ser utilizadas para renovar otras líneas, aprovechando los durmientes. Los primeros 28 kilómetros, de Montevideo a Progreso, serán de vía doble. Para las obras se importarán 877 kilómetros de riel. Durante todo el trayecto se colocará balasto, sobre el cual se montará la vía.

Además, se abrirá una fábrica de durmientes en Florida. El proyecto requiere la fabricación de casi 600 mil. Además, se construirán 71 alcantarillas, 66 puentes de hormigón y se reforzarán 10 puentes. El proyecto también implica la construcción de dos trincheras y una pasarela. Una de las trincheras se ejecutará en Montevideo, en la calle Uruguayana. La otra se construirá en Las Piedras. Se trata de obras que durarán 24 meses en ejecución y que implican coordinación con otros actores para garantizar la movilidad de los ciudadanos.

Otro de los puntos altos del proyecto es la señalización. Se instalará señalización con el máximo estándar de seguridad. Se instalará un cerco en zonas urbanas y rurales y se habilitarán nuevos pasos a nivel, con señales más perceptibles para los usuarios. El conjunto de la señalización se realizará por una empresa de primer nivel a nivel mundial, contratada por el consorcio.

Finalmente, el proyecto implica la construcción de obras adicionales, como puentes viales para permitir el paso por encima del tren.

 

Ver presentación.