Atrás

Heber ponderó la actitud de las empresas de transporte ante la emergencia sanitaria

El ministro de Transporte de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, resaltó la actitud positiva de las empresas de transporte frente a la emergencia sanitaria.

Entrevistado en el programa “Desayunos Informales” de Canal 12, Heber aludió al reciente acuerdo con UPM, la incorporación de unidades eléctricas en el transporte urbano, la obra del ferrocarril central y la infraestructura vial.

El Ministro afirmó que “las empresas de transporte se portaron absolutamente bien” ya que se asociaron al esfuerzo colectivo pedido por el gobierno. “La salida de esta situación nos va a costar” pues “les pedimos un esfuerzo que no es del mercado”. “Tendremos que financiar lo que perdieron las empresas de transporte en estos meses; hablamos de una pérdida de 27 millones de dólares”, apuntó.

En relación a la negociación con las autoridades de la finlandesa UPM, Heber reveló que se alcanzaron logros importantes, con ahorros sustanciales. Señalo que en el acuerdo firmado, ambas partes resolvieron aspectos pendientes del contrato para la instalación de la tercera planta de celulosa, lo cual supone, como lo revelara el Presidente Luis Lacalle Pou, un ahorro de hasta 268 millones de dólares para el Estado uruguayo.

“Participamos en dos reuniones previas que siempre son ríspidas porque unos pedían dos anexos que quedaron pendientes firmar. Había un entendimiento y otro de obras energéticas. En los anuncios viales implicaban una obra que no estábamos en condiciones de hacer”. Explicó que se planteó claramente que “no estábamos en condiciones de financiar a UPM”.

Aludió también al acuerdo firmado para comprar el excedente de energía de la planta: “acordamos pagarla muy cara, en un país que tiene exceso de energía”. Dijo que todas las negociaciones son siempre difíciles, puntualizando que esto no es una negociación a cambio. “Planteamos una situación de emergencia del país y hubo una predisposición de la empresa. El MTOP no está en condiciones de gastar. Ya tenemos un dolor de cabeza con la construcción del tren, que es una obra sideral”.

 

Unidades eléctricas

Heber se congratuló luego por la incorporación de unidades eléctricas para el transporte de pasajeros. “Expandir el transporte eléctrico es un plan a coordinar con el Ministerio de Industria. Es una oportunidad que nos puede dar para bajar el peso del subsidio enorme al gasoil. Todo el ahorro que podamos hacer por eficiencia energética nos ahorrará el dinero que usamos para el subsidio del boleto”.

En relación a la pandemia, Heber afirmó que el gobierno fue puesto a prueba. “Había mucha ansiedad en su momento. Todos teníamos dudas y ahí apareció el conductor. Luis Lacalle Pou ha sido un muy buen conductor. Fue una prueba, porque la tuvo contra viento y marea”.

 

El llamado de Cabildo Abierto

El ministro señaló que mantuvo una reunión con todos los diputados de Cabildo Abierto. “Fue muy cordial. Se ve que no fui muy claro. El presidente vio que se agotaba una instancia de la negociación y tomó las riendas. Mejoró la situación con los de los 78 millones de dólares. Desde el FA decían que ya estaba, pero lo que estaba eran los 10 millones. El presidente estaba perfectamente informado en las negociaciones bilaterales”.

“Como todas las negociaciones, son difíciles. Esto no es una negociación a cambio. Planteamos una situación de emergencia del país y hubo una predisposición de la empresa. El MTOP no está en condiciones de gastar. Ya tenemos un dolor de cabeza con la construcción del tren, que es una obra sideral. Parece que hubo una falta de consideración con la gente de los pueblos al lado de las vías del tren”.

En relación al ferrocarril central, el ministro indicó que la génesis de esta obra parte de una decisión política de hacer una planta en Paso de los Toros. “Fue una decisión que salió carísima” y que obliga al Uruguay a entregar la obra en 24 meses. “Si así no fuera nos expondríamos a una demanda por lucro cesante, que puede costarnos millones; mi problema es esa deuda. Tenemos un contrato que cumplir y no estoy dispuesto a condenar a los uruguayos a un juicio internacional por no entregar el tren a tiempo”, concluyó.