Atrás

Ley de Puertos cumplió 25 años

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, participó del ciclo Desayunos Útiles, organizado por Somos Uruguay, a propósito de los 25 años de existencia de la Ley de Puertos. “Se ha convertido en un referente para la comunidad portuaria y para todo el sistema económico del país”, señaló.

La actividad, de la que participaron autoridades gubernamentales y de la comunidad portuaria de Uruguay, se llevó a cabo este miércoles 26 de abril en el hotel Sheraton de Montevideo. El encuentro contó con la oratoria del Presidente de ANP, Ing. Alberto Díaz; el Gerente General de la Asociación de Despachantes de Aduana del Uruguay, Enrique Martinez; el Secretario del Centro de Navegación (CENNAVE), Alvaro Toledo; y el Presidente del SUPRA, Ricardo Suárez.

Rossi indicó tras el evento que si bien la ley ha generado algunas polémicas desde su creación, se ha ido imponiendo en la práctica portuaria a lo largo de estos 25 años. “Se ha convertido en un referente para la comunidad portuaria y para todo el sistema económico del país. Siempre habrá cosas para perfeccionar y corregir”, señaló.

Durante el desayuno se analizaron hitos históricos de estos 25 años de funcionamiento de la Ley, la situación actual de la actividad portuaria y los futuros desafíos en el nuevo contexto regional. A propósito, el ministro destacó la visión aportada por todos los actores. “Hay una conclusión positiva, para algunos las cosas van muy bien, para otros van por un camino necesariamente no deseado. Todo está funcionando. Vale esta instancia, hacer esta pausa a los 25 años para ver dónde estamos parados y hacia dónde vamos”, declaró. “Toda la comunidad portuaria coincide en la necesidad de seguir trabajando, discutiendo, resolviendo problemas, y si es necesario mejorar la ley”, sentenció.

Un hito en el sistema portuario

Hace 25 años, el Parlamento Nacional aprobaba la Ley 16.246, conocida como Ley de Puertos. La norma era de particular relevancia para el sistema portuario, que por aquellas épocas sufría un estancamiento en el movimiento de cargas.

La nueva Ley permitió tener puertos más eficientes, dinámicos, competitivos e integrados a las rutas marítimas del comercio internacional y marcó un antes y un después en la actividad portuaria nacional.

La Ley, que establecía la libre circulación de mercaderías en el Puerto de Montevideo, sería un instrumento de impulso al sector exportador. La norma determinó que no se exigieran autorizaciones ni trámites formales y que las actividades que se cumplan en dicho puerto no implicarían modificaciones de la naturaleza de las mercaderías.

El libre cambio fue –y es- un incentivo que dinamizó la actividad, incrementando el volumen de mercadería y el movimiento de contenedores. El tránsito de mercadería en el Puerto de Montevideo creció al punto tal que, en el año 2011, se alcanzó un record de 11.298 millones de toneladas.  

25 años después, Uruguay es el segundo país de América del Sur en calidad de infraestructura portuaria según el Foro Económico Mundial (Reporte de Competitividad Global 2016-2017), siendo siete los puertos comerciales que funcionan en régimen de Puerto Libre: Montevideo, Nueva Palmira, Colonia, Fray Bentos, Paysandú, Juan Lacaze y La Paloma.