Atrás

MTOP entregó las llaves del futuro Liceo 2 de Progreso al CES

 

El pasado viernes 17, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas concedió las llaves del centro al Consejo de Educación Secundaria en una ceremonia cargada de emoción por el gran valor que el centro educativo, construido sobre lo que fue el Liceo Popular de Progreso, tiene para la comunidad.

El Director Nacional de Arquitectura, Daoiz Uriarte, fue el encargado de entregar las llaves a Miriam Toum, Inspectora de Institutos y Liceos de la Zona 1, y a Isabel Taylor, Inspectora de Institutos y Liceos de la Zona 3, presentes en representación del CES. En la ceremonia también estuvieron presentes el alcalde de Progreso Javier Petrocelli, la futura Directora del centro, Carolina García, e integrantes de la dirección del Liceo Gilberto Iglesias.

“Es una gran obra desde el punto de vista arquitectónico y también desde el punto de vista social ya que el edificio es muy querido por toda la comunidad de Progreso”, señaló Uriarte en declaraciones al semanario Progreso al Día. La obra, a cargo de la empresa Fabra S.A., consistió en la remodelación completa del edificio – se mantuvieron algunas paredes originales que fueron parte del antiguo Liceo Popular de Progreso, así como la fachada del mismo-, apostando a generar un espacio que atienda las necesidades educativas actuales mediante instalaciones modernas y funcionales, que permitirán un óptimo desarrollo de las competencias de los estudiantes. “Hemos recorrido por completo [la obra]. Realmente cumple con todos los requerimientos y reúne todas las condiciones que tiene que tener un centro de estudio para adolescentes: está equipado con las últimas tecnologías, las terminaciones son de buena calidad y una muy buena infraestructura en general”, indicó el director de Arquitectura. Además, agregó el valor adicional de rescatar un edificio con valor para la comunidad que estaba en pésimas condiciones. “Hay que recordar en qué situación estaba anteriormente el local, casi en ruinas, pero la empresa cumplió con lo solicitado con una demora de tres meses en cuanto al plazo estipulado y dentro de los montos que se habían acordado. Estamos hablando de una inversión de más de un millón de dólares pero que valen la pena. Estamos seguros que tanto alumnos como docentes y padres van a saber apreciar el esfuerzo que se ha hecho para lograr este edificio. Estamos satisfechos de poder entregarlo hoy”.

Si bien aún falta equipamiento a cargo de CES, se estima que en marzo el nuevo liceo comenzará a funcionar.