Atrás

Nuevas unidades eléctricas apuntan al cuidado ambiental y la soberanía energética

Los vehículos eléctricos para transporte colectivo fueron adquiridos mediante el subsidio impulsado por el Poder Ejecutivo a nivel nacional.

El Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, junto al ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, y otras autoridades de gobierno nacional y departamental, asistió esta mañana a la presentación de los nuevos ómnibus eléctricos que pasan a integrar la flota de las empresas de transporte colectivo. Las 30 unidades, adquiridas mediante un subsidio otorgado por el Poder Ejecutivo, fueron estacionadas frente a la Torre Ejecutiva.

Durante la visita a los coches, Lacalle Pou puso de relieve la trascendencia de esta inversión desde el punto de vista del cuidado del medio ambiente y la soberanía energética, más allá de la mejora de la accesibilidad, el confort y la seguridad de los pasajeros.

La ceremonia fue presenciada también por el Secretario de la Presidencia Álvaro Delgado y los ministros de Industria Omar Paganini, de Economía Azucena Arbeleche y de Vivienda Irene Moreira, el intendente de Montevideo Christian Di Candia, autoridades departamentales y empresarios del sector.

El mandatario apreció las nuevas unidades y agradeció a las empresas que iniciaron este proceso por el gesto de invertir en este contexto económico particular, generado por la pandemia de COVID-19. Lacalle Pou aseguró que la iniciativa impulsa el cuidado del medio ambiente para las futuras generaciones, un tema que, recordó, suele quedar relegado y sin inversión. Destacó que este proyecto de transporte construye soberanía, en especial para un país como Uruguay, que no es productor de petróleo pero sí buen generador de energía. En este contexto, el Presidente expresó que quizás más adelante sea posible bajar el precio del boleto.

Fuentes oficiales destacaron que se trata de un emprendimiento conjunto de las empresas de transporte colectivo con fondos del gobierno nacional, orientado a avanzar en la electrificación del transporte, en particular el público, el más importante porque mueve a la mayor parte de los ciudadanos. La inversión aumenta la soberanía energética, en la medida en que no se depende del petróleo y que genera un menor impacto ambiental porque no hay emisiones. Además, son unidades de última generación tecnológica.

Fondos de subsidio

Los vehículos eléctricos para transporte colectivo fueron adquiridos mediante el subsidio impulsado por el Poder Ejecutivo a nivel nacional. El apoyo se realizó a través de los cuatro ministerios representados en el acto por sus principales autoridades. El objetivo es el recambio de la flota de ómnibus impulsados por combustible diésel por nuevas unidades eléctricas. Esto implica mejoras en la accesibilidad, el confort y la seguridad para los pasajeros, además de racionalizar gastos del Estado y reducir el impacto de las emisiones y de la contaminación sonora.

El proyecto Movés, implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y ejecutado por los ministerios de Industria y de Vivienda, con recursos del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (también conocido como GEF, sigla en inglés de Global Environmental Facility), apoyó este proceso desde el punto de vista técnico y con fondos adicionales para acelerarlo.

Gracias al subsidio, cualquier operador regular puede comprar un ómnibus eléctrico al precio de una unidad diésel convencional. Se solicitó de forma expresa que los nuevos ómnibus eléctricos contaran con piso bajo, con accesibilidad para personas con discapacidad, aire acondicionado para mejorar el confort durante el viaje, pantalla con información para quien viaja y cámaras de seguridad para mejorar la convivencia dentro de las unidades. Los vehículos comenzarán a circular en los próximos días.