Atrás

Obras en el puerto de Juan Lacaze generarán trabajo local

“Estamos buscando generar una actividad permanente en el puerto de Juan Lacaze”, declaró el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, durante la recorrida por las obras realizadas por la cartera.

La reactivación de la actividad portuaria en Juan Lacaze es un componente central en el conjunto de medidas que el gobierno nacional lleva adelante para fortalecer la actividad económica en la localidad, tras el cierre de su principal fuente de empleo en 2016.

El gobierno apunta a reactivar la actividad del puerto y así generar fuentes de trabajo para los lacazinos. En la localidad viven alrededor de 12 mil personas. El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, junto a otras autoridades nacionales y departamentales visitó las obras que se llevan a cabo.

El Puerto cuenta con un muelle de 98 metros de longitud y una profundidad de 3,5 metros, y está ubicado cerca de una zona industrial y agropecuaria. Cuenta con instalaciones de puerto deportivo que reciben numerosos veleros y embarcaciones.

En la terminal fluvial de Juan Lacaze se construyó una playa para el funcionamiento de un travelift, una grúa motorizada que se utiliza para retirar y reparar buques, en este caso, embarcaciones deportivas de hasta 35 toneladas. Esta grúa es un elemento necesario para la reparación de barcos deportivos y la experiencia en otros puertos del país, como el caso de Piriápolis, demuestran que alrededor de esta operativa se genera una demanda de servicios que se traduce en oportunidades de trabajo para pequeñas empresas y personas especializadas en el mantenimiento de estas embarcaciones. El número de puestos laborales que generará el proyecto variará en función de la demanda de servicios que requieran los navegantes.

 “En Uruguay no hay muchos lugares donde se hagan servicios de estas características”, señaló el ministro, mientras afirmaba que con esta obra se apunta a que Juan Lacaze sea un área de referencia para las embarcaciones deportivas. No solo se pretende que en el puerto sean reparadas las embarcaciones uruguayas, sino también captar la demanda de embarcaciones deportivas de la vecina orilla. El emprendimiento es regulado por la Dirección Nacional de Hidrografía y la grúa ya está armada y operativa -luego de haber sido adquirida desarmada en Estados Unidos por la empresa adjudicataria- y los operarios ya fueron capacitados.

Además, se construye un nuevo tacón de muelle, que permitirá atender las operativas con buques de carga rodada, conocidos como Ro-Ro (acrónimo del término en inglés roll on-roll off), que requerirá una inversión de dos millones de dólares. Este tacón es necesario para el restablecimiento del servicio regular de transporte de camiones de carga entre esta localidad y Buenos Aires.

El ministro informó que en las obras del puerto hay 15 puestos de trabajo generados para mano de obra local. “La aspiración es avanzar un poco más allá, pero por algo se empieza”, subrayó.