Atrás

Proyecto Ferrocarril Central inicia una nueva fase de trabajo

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas recibió por parte de la Dirección Nacional de Medio Ambiente la resolución que da habilitación a los trabajos de construcción de las obras vinculadas al Ferrocarril Central. En los próximos días comenzarán trabajos preparatorios en el territorio.

En conferencia de prensa, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, señaló que la solución de DINAMA “nos habilita para pasar a una nueva fase de trabajo”. En los próximos días, mientras se continúa con otros trámites administrativos, comenzarán algunos trabajos en territorio preparatorios para las obras de mayor porte, informó el jerarca. “Se va a empezar a trabajar sobre la vía, se va a limpiar, a desmalezar, a definir la nueva faja, a tomar puntos de referencia, a medir los niveles. Se va a ver gente trabajando en la vía, pero no movimiento de tierra y piedras ni sacando rieles, sino en trabajos de alineamiento”, señaló el ministro. Estas tareas se ejecutarán en aproximadamente 60 días.

La ejecución de las obras requiere de una cantidad considerable de expropiaciones que la cartera realiza. Rossi informó que hay 651 padrones en los que se está actuando. El MTOP ya tiene autorización a ocupar 439 de ellos, más 81 que son de propiedad estatal. Tan solo 30 expedientes están en trámite judicial. Se trata de casos en que no se ha podido acordar con los vecinos las compensaciones ofrecidas y casos en que los vecinos no poseen certificaciones de propiedad para recibir la compensación acordada. “El hecho de que más de 400 autorizaciones estén acordadas habla de un proceso que marcha con agilidad y colaboración positiva por parte de los vecinos”, expresó el ministro.

El Proyecto “Ferrocarril Central” que impulsa el Gobierno, es una obra de infraestructura relevante para el sistema multimodal de transporte y la más importante del modo ferroviario de los últimos años. La construcción y mantenimiento de 273 km de vías férreas entre el Puerto de Montevideo y la ciudad de Paso de los Toros, llevándolas a un estándar superior que permitirá la circulación de trenes de carga a 80 kilómetros por hora y 22,5 toneladas por eje, representa una oportunidad inmejorable para sumar el ferrocarril a su sistema de transporte.

En la conferencia, Rossi señaló que el objetivo del gobierno nacional es que el ferrocarril sea capaz de transportar cuatro millones de toneladas netas. Para transportar esa cantidad se estima que deberían establecerse 15 frecuencias de ida y 15 de vuelta de transporte de carga. Siete de estas frecuencias corresponderían al uso que le daría la empresa UPM, en caso de confirmar la instalación de una nueva planta de celulosa en el país. A ello se le sumaría nueve frecuencias correspondientes al transporte de pasajeros.

Rossi hizo énfasis que estas cifras corresponden al escenario de máxima, es decir, movilizando cuatro millones de toneladas. “Seguramente, cuando se inicie la circulación, las frecuencias van a ser menores”, explicó el ministro. Si se instala una nueva planta de celulosa en el departamento de Durazno, se movilizarían dos millones por parte de la empresa UPM. “Hay otra potencial carga que queremos recuperar porque históricamente era carga ferroviaria. Además, hay nuevas posibilidades, el país creció en materia de volumen de carga que queremos captar”, destacó el jerarca.