Atrás

Rehabilitación de puente histórico en Barra de Santa Lucía.

Fueron inauguradas obras de refuerzo de la superestructura e iluminación del puente histórico sobre el río Santa Lucía. La obra brindará mayor seguridad en la circulación del puente patrimonial que conecta Montevideo y San José.

La obra inaugurada consiste en la reconstrucción de la estructura superior y la iluminación del puente histórico de la Barra de Santa Lucía, en el límite entre Montevideo y San José. Se trata de una rehabilitación estructural superior del puente antiguo ubicado en el kilómetro 21.5 de ruta 1, tratando de mantener las características originales. Este puente, de unos 540 metros de largo, fue proyectado en el año 1913 e inaugurado en 1925. La estructura fue pensada para uso ferroviario, pero hoy en día es utilizado como puente vehicular. Actualmente, el puente viejo forma parte del patrimonio de todos los uruguayos, declarado Monumento Histórico Nacional.

Se sustituyeron vigas de acero que eran originales del puente. Además de reparar la estructura, también se pintó, se iluminó y se reparó el mecanismo de giro, dado que junto con el puente sobre el arroyo Las Vacas (en Carmelo), son los únicos puentes giratorios existentes en el país. También se aprovechó a trabajar sobre la calzada donde se quitaron rieles que dificultaban la circulación del tránsito vehicular, produciendo accidentes de tránsito. Una vez retirados los rieles se recompuso el pavimento.

El director nacional de Vialidad, Leonardo Cola, destacó que “hacía una veintena de años que no se hacía un trabajo a fondo” en la parte superior del puente. La actual administración decidió repararlo porque su estado era “bastante malo” y algunas piezas habían empezado a deteriorarse. “Cuando entramos tomamos la decisión de rehabilitar el puente principal de la salida a Montevideo”, señaló. Habiendo recuperado la estructura, el jerarca anunció que se procederá a reparar la estructura inferior. “La empresa va a seguir trabajando debajo del puente para dejarlo exactamente como está arriba, igual que como cuando fue inaugurado”, expresó Cola.

El jerarca señaló la trascendencia local que tiene el puente, que une Montevideo con San José. Así también lo destacaron Gabriel Otero, autoridad local del municipio A de Montevideo y la alcaldesa de Ciudad del Plata, Laura Colombo, que estuvo presente durante la inauguración. Otero señaló que el puente es la unión de ambos municipios y es parte de su identidad. “Nuestros municipios están siempre hermanados, pero ahora con un puente reciclado”, dijo el jerarca local al respecto. Por el puente transitan vecinos de ambos municipios, de los departamentos de Montevideo y San José. Las obras mejorarán las condiciones de circulación entre ambos. El alcalde se refirió a que la movilidad es un “derecho humano”, cuyo ejercicio depende del desarrollo de infraestructura. “Todos aquellos que tenemos familia en el interior, los que dependen de las rutas, de los caminos, vemos que este ministerio ha hecho diferencia con el shock de obras a nivel de todo el país”.

En la misma línea, un vecino de Ciudad del Plata que integra la asociación civil Rebeldía Organizada, destacó la seguridad que garantiza a los vecinos la reparación del puente. El vecino recordó que hace dos años se movilizaron ante el accidente de un compañero en el mismo puente. Los vecinos juntaron firmas para iluminarlo, para que se extraigan los rieles, se mejore la señalización, y lo presentaron ante el ministro Rossi. Dos años después, la recuperación del puente es una realidad.

El vecino también se refirió a lo que el puente representa para los habitantes de Ciudad del Plata. “Aquel puente de fierro sobre el pajonal para nosotros tiene un sentido de pertenencia. Cuando uno pasa y ve los puentes, es lo que llama la atención y este puente para nosotros significa mucho porque une Montevideo con San José”.

La estructura es un ícono de la ingeniería nacional, que permitió la unión del oeste con Montevideo, siendo un precursor para lo que fue el desarrollo de la ruta 1, según señaló el representante de la empresa Grinor, José Luis Rígoli.