Atrás

Se hará hincapié en la rehabilitación de las rutas del norte

El gobierno nacional pondrá énfasis en la recuperación de las rutas del norte del país, para generar más oportunidades de crecimiento en esa región.

En este quinquenio el gobierno nacional promoverá el desarrollo de las rutas nacionales hacia el norte del río Negro. Se finalizará la rehabilitación de la ruta 26 que atraviesa el país de este a oeste, y se rehabilitarán rutas como la 4, 6, 27 y 31. Así lo señaló el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber, durante su participación en una conferencia organizada por el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CCEIC).

La medida apunta a generar un equilibrio entre las rutas del norte y las del sur, en las que se ha realizado el mayor esfuerzo de rehabilitación durante los últimos años, como consecuencia del incremento del tránsito de carga. “Hay un fuerte desequilibrio en cuanto a la inversión en el país. La Dirección Nacional de Vialidad ha puesto su hincapié en obras hacia el norte para generar el equilibrio”, señaló el jerarca.

Una de las vías en las que se realizará hincapié es la ruta 6, que conecta la capital con Vichadero, en Rivera, pasando por Canelones, Florida, Durazno y Tacuarembó. El gobierno nacional tiene un fuerte compromiso con su rehabilitación. Heber comentó que el Presidente de la República le encomendó la recuperación de esta ruta. “Hasta Sarandí del Yí está en mal estado y casi no existe hacia ruta 26. [Rehabilitarla] es un compromiso político”, señaló.

Uno de los temas de la conferencia fue el instrumento a través de la cual el gobierno elevará el estándar de muchas rutas nacionales. En este período se instrumentarán Contratos de Rehabilitación y Mantenimiento (Crema), que se ejecutan en plazos más cortos que los proyectos de Participación Público Privada (PPP) y que aseguran el mantenimiento por 10 años.

Si bien no se promoverán nuevas PPP, el gobierno ejecutará 530 millones de dólares que quedaron pendientes de la anterior administración. En algunos casos, se han propuesto modificaciones en el diseño. El proyecto de construcción de una doble vía en ruta 3, entre ruta 1 y San José, tenía prevista la construcción de 12 rotondas. “Hemos cambiado el proyecto. Las rotondas son muy caras. Para la seguridad preferimos instalar radares”. En otras ocasiones, como en rutas 54 y 57, se estudia la posibilidad de elevar la calidad del pavimento.