Atrás

Se inauguró nuevo puente en ruta 5 sobre el arroyo Cuñapirú

El Ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, inauguró el jueves 30 de enero en Rivera, el nuevo puente de ruta 5 sobre el arroyo Cuñapirú. Con una inversión de más de 102 millones de pesos, la obra fue ejecutada por la empresa Saceem, en consorcio con Molinsur, y entregada dos meses antes del plazo establecido.

En el acto inaugural acompañaron al jerarca el Director Nacional de Vialidad del MTOP, Leonardo Cola, el Director de Saceem, Alejando Ruibal, representantes de la Corporación Vial del Uruguay, autoridades departamentales, jerarcas y técnicos de las empresas constructoras.

“Esta obra es parte de un plan de fortalecimiento y desarrollo de la ruta 5”, señaló Rossi. Agregó que el puente, emplazado en las proximidades del acceso a la ciudad de Rivera, era de jurisdicción departamental, pero atento a su importancia estratégica y al desarrollo operado en la región, se resolvió incorporarlo al ámbito del MTOP, haciéndose cargo entonces de la inversión que demandó su construcción.

“La ruta 5 siempre ha sido una ruta importante y necesita nuevas obras porque va a fortalecer su participación en el transporte de carga los próximos meses”, afirmó el jerarca.

Por su parte, voceros del consorcio Saceem – Molinsur pusieron de relieve que la obra se entregó dos meses antes de lo previsto en el contrato, lo cual supuso un desafío dado que nunca se interrumpió el tránsito vehicular de ingreso a la ciudad de Rivera por Ruta 5. La construcción comenzó el 26 de setiembre de 2018 y finalizó en enero de este año, pasada la licencia de la construcción.

El flamante puente, a la altura del kilómetro 497,550 de ruta 5, tiene 75 metros de largo y 20 metros de ancho y fue construido atendiendo el nuevo tren de cargas de camiones. Asimismo, favorece la circulación de la zona al haber pasado a ser un puente de cuatro carriles, suplantando al anterior de dos.

Se destacó además que fue construido ocupando el mismo lugar que el existente, por lo cual se debió ejecutar en dos etapas con demoliciones parciales, garantizando así la continuidad del tránsito en todo momento.

El proyecto implicó el uso de 1.600 metros cúbicos de hormigón, incluyendo la construcción del puente y 50 metros para cada lado de accesos, debiéndose realizar el desvío de 280 metros de una tubería de saneamiento que fue instalada a una profundidad de entre 1,5 y 6 metros; antes, estaba debajo de puente suspendida del mismo.

El terraplén de acceso al puente implicó 1.850 metros cúbicos de movimiento de suelo en una extensión 100 metros en una sola senda.

Por último, los representantes de Saceem subrayaron que el puente inaugurado es el número 123 en el historial de la empresa, que cuenta con una amplia trayectoria en obras de distinto porte en infraestructura vial, tanto en el país como en la región.