La Sala de Arte del M.T.O.P. comienza su actividad en el mes de febrero de 1998 con el objetivo de apoyar a la cultura nacional y promover a los artistas emergentes. Su nombre, oficializado por resolución del Poder Ejecutivo como "Carlos Federico Sáez”, es un homenaje al artista uruguayo fallecido en 1901 a los veintidós años de edad, considerado uno de los maestros del arte uruguayo y el primer pintor modernista de nuestro país.

Desde 1999 la Sala elabora sus calendarios en base a muestras de artistas uruguayos relevantes y de grandes maestros, sin soslayar su apoyo a los emergentes e incluyendo asimismo expositores extranjeros. Con un promedio anual de diez muestras individuales y colectivas, la Sala sustenta como únicos cometidos el apoyo a la cultura nacional a través de la imagen calificada, cumplido bajo la dirección de la Curadora y Crítica de Arte Prof. María E. Yuguero, asistida por Gabriel Sosa (Asistente de Curador) y Silvia Barbero (Relacionista Pública).

 

 

Muestra Activa: "Irrupciones” 

Artista: Miguel Scaltritti

Se inauguró el viernes 15 de setiembre, la muestra de dibujos del artista Miguel Scaltritti, con curaduría de María E. Yuguero.

En términos de abstracción, es indudable que la imagen geométrica de Malevitch resonará en el espíritu del espectador de forma drásticamente diferente a la imagen lírica de Kandinsky. La mayor o menor fidelidad a la naturaleza no implica una proporcionalidad en la reacción emotiva consecuente a la percepción de una imagen artística: Mark Rothko pintaba sus grandes planos, con frecuencia bicromáticos, buscando el llanto de sus contempladores. La obra abstracta considerada como estrictamente formal implica el punto de vista racional de quien se planta frente a la misma como sujeto, en tanto quienes prefieren asumir un rol de reciprocidad más abierto al despertar creativo, podrían cuestionar el criterio de juicio sensu stricto esteticista.

Los dibujos expresionistas de Miguel Scaltritti, suerte de irrupciones lineales, funcionan como disparadores del potencial imaginativo, a la manera de las imágenes que en Leonardo despertaban las manchas en un muro o el decurso de las nubes, suscitando asociaciones de ideas personales. De peso variable resulta la intención explícita o la carga afectiva que el artista haya volcado en cada imagen, pues la correspondencia en la comunicación entre ambos participantes va a ocurrir a un nivel impredecible, libre de cualquier predisposición establecida ex profeso.

La muestra es con entrada libre y gratuita y permanecerá abierta al público hasta el 17 de octubre de 2017, de lunes a viernes en el horario de 09.30  a  17.00 horas

Acceder al catálogo