Misión

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) es el responsable de diseñar, ejecutar y controlar la Política Nacional de Transporte en todas sus modalidades, actuando en coordinación con las empresas públicas relacionadas a su actividad y competencia, los gobiernos departamentales y con otras organizaciones estatales y privadas de forma de optimizar la gestión y la aplicación de los recursos.

Planifica y desarrolla la infraestructura necesaria adecuándola a las necesidades de la población, del sector productivo nacional y a las políticas de integración regional, con eficiencia energética y sustentabilidad ambiental, mediante la aplicación de recursos propios y la promoción de la participación del sector privado en las inversiones.

Regula las operaciones del transporte, dentro del ámbito de su competencia, en todos sus modos y medios y coordina los grupos de trabajo que participan en los foros internacionales sobre esta materia.

Es la oficina especializada en materia de Agrimensura en representación del Estado, conserva y administra los datos geográficos básicos del territorio nacional y apoya el desarrollo de la infraestructura de transporte mediante las expropiaciones

Gestiona y dirige la construcción, conservación y mantenimiento de la obra arquitectónica del dominio público y realiza Convenios con instituciones públicas y privadas para materializar obras de alto impacto social.

Visión

Ser factor esencial en la reactivación económica, contribuyendo a disminuir la tasa de desempleo a partir de la ejecución de obras de infraestructura en todo el territorio nacional, impulsando los polos de desarrollo emergentes y favoreciendo la ocupación de los pobladores de las zonas en que se efectúen las distintas intervenciones.

Ser una organización que propicie la participación de los ciudadanos, coordine acciones con otros organismos y organizaciones y fomente la capacitación de sus funcionarios, en el marco de una mejora continua de gestión con el fin de alcanzar los objetivos institucionales

Uruguay, este país recostado al mar, se encontraba en un vigoroso proceso de cambio. El ordenamiento del Estado, el diálogo y la negociación como herramientas de superación y convivencia se construían democráticamente, dejando atrás las revueltas y los enfrentamientos de 1904.

El movimiento obrero tenía un enorme protagonismo y esa fuerza determinó la aprobación de la ley de 8 horas, sancionada en 1906. El gobierno de José Batlle y Ordóñez terminó su primer mandato con un importante superávit fiscal.

La visión de Batlle y Ordoñez sobre el papel del Estado, sumado a ese superávit, sirvieron como impulso para la decisión que el presidente Claudio Williman tomaría en 1907: crear el Ministerio de Obras Públicas.

El 12 de marzo de ese año quedó atrás el Ministerio de Fomento y se abrió paso el Ministerio de Obras Públicas, columna vertebral de la modernización, el desarrollo y el crecimiento.

El Estado, con esta definición política, adquiere un papel relevante en las obras necesarias para el país. Se trata de un papel estratégico en la construcción de la infraestructura para el desarrollo y crecimiento autosustentable y soberano.
El Ministerio de Transporte y Obras Públicas -así denominado desde 1974- define las políticas y articula con eficacia y eficiencia a los agentes públicos y privados.
 

El 15 de julio de 1911, bajo la presidencia de José Batlle y Ordóñez, se promulgó la Ley Nº 3817, mediante la cual se estableció la reorganización del entonces Ministerio de Obras Públicas que quedó distribuido en nueve direcciones: Dirección de Vialidad; Dirección de Arquitectura; Dirección de Topografía; Dirección de Hidrografía; Dirección de Puerto de Montevideo; Dirección de Minas; Dirección de Saneamiento; y la Dirección de Contabilidad y Tesorería

El 11 de julio de 1974, mediante la Ley Nº 14.218, se suprimió el Ministerio de Transporte, Comunicaciones y Turismo, pasando el Ministerio de Obras Públicas (MOP) a denominarse Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), asignándosele sus nuevas competencias.

La creación del MTOP coincidió con tiempos prósperos, de obras, producción y trabajo. Se construía un nuevo puerto e inauguraba el primer tranvía eléctrico, al tiempo que se autorizaba al empresario Francisco Piria la construcción y explotación del puerto de Piriápolis y de su ferrocarril.

Desde entonces, esta institución ha sido testigo y protagonista de una revolución permanente: la aparición del automóvil y la necesidad de caminos, el avión y el transporte aéreo, la desaparición de las calderas y el auge del motor a explosión, repotenciando buques ferrocarriles, la albañilería dejando paso al hormigón.

En la década de los ‘50 otras nuevas metas se impondrían en Uruguay, con la necesidad de integración regional y la transformación de las carreteras. El Ministerio de Obras Públicas también toma un rol importante en el desarrollo social, con la construcción de obras edilicias como hospitales, escuelas, liceos y universidades, y apoyando el trabajo de la sociedad civil organizada a través de una sólida política de convenios.

Más adelante, en los años ’70, el Ministerio incorpora una nueva actividad: el transporte de pasajeros y de carga, contribuyendo a la diversificación de la oferta y a la mejora de servicios.
También se concluyen importantes obras como los accesos a Montevideo por el Este y el Oeste y se impone desde esta Secretaría de Estado una cultura de mantenimiento vial a nivel nacional, en apoyo a las Intendencias Municipales.
 

El fin del siglo xx planteó nuevos desafíos: un mundo globalizado y competitivo que requiere transporte integrado, multimodal, más barato, rápido y seguro, preservando, al mismo tiempo, el medio ambiente.

En el 2005, con la asunción por primera vez en la historia del Uruguay de un gobierno de izquierda, el MTOP adquiere un protagonismo que se vincula con las mismas raíces de su creación: la conducción estratégica y eficaz de las políticas públicas en materia de infraestructura para el desarrollo armónico, soberano y autosustentable del Uruguay.

Siguiendo los lineamientos del actual Gobierno, encabezado por el doctor Tabaré Vázquez, trabaja incesantemente para mejorar la infraestructura y contribuir al desarrollo del Uruguay Productivo.