sala de arte "Carlos Federico Sáez"
 
  • Texto curaturial
  • Texto de Juan J. Núñez
  • Juan José Núñez

    Lugar de nacimiento: Tacuarembó, Uruguay. (1949)

    EXPOSICIONES INDIVIDUALES EN URUGUAY:
    1985_ Muestra de pintura realizada en la Casa Uruguay - Suecia.
    1990_ Primera muestra de escultura en Casa del Virrey.
    1992_ Muestra de escultura en el departamento de Treinta y Tres.
    1993_ Muestra de escultura en el Cabildo de Montevideo.
    1995_ Muestra de escultura en la Alianza Uruguay-Estados Unidos.
    1996_ Muestra en la ciudad de Tacuarembó.
    1998_ Muestra de escultura en la Colección Engelman-Ost.
    1999_ Muestra en la Oriental Galería de Arte Manantiales-Punta del Este.

    EXPOSICIONES COLECTIVAS EN URUGUAY
    1983_ Muestra Fundacional Proa-Pintura
    1984_ Muestra "POR LAS LIBERTADES" Pintura
    1986_ BIENARTE 1. Alianza Cultural Uruguay-Estados Unidos.
    1987_ Concurso en homenaje a José Belloni, organizado por la Embajada Suiza. Subte Municipal
           _ Encuentro por la Cultura Uruguaya, Casa Zelmar Michelini.
           _ Salón de escultura organizado por el Banco de la República Oriental del Uruguay
    1988_ Segundo premio concurso "Vincent Van Gogh", organizado por el Nmb Bank.
    1989_ Premio en Escultura del XXXVI Salón Municipal de Artes Plásticas.
           _ Premio Mención en el concurso Pan.Am, organizado por el Museo de Arte de Maldonado.
           _ Muestra en la ciudad de Minas, organizadaq por el MEC.
           _ Invitado a participar en la exposición "Tendencias de la Escultura Uruguaya"
    1991_ Exposición en el concurso organizado por ALCAN - ALVARTE en el Salón Municipal. (Subte)
    1994_ Exposición para niños, realizada en el Museo de Historia del Arte de la I.M.M. "Hacer y Ser".
           _ Exposición en el Shopping Center-Montevideo
    1995_ Exposición con el artista Eduardo Cardoso en el Hospital Italiano.
    1996_ Exposición en el Ministerio de Relaciones Exteriores en el cierre de la 3er. Cumbre mundial del Tango. "Tango           Música de dos Orillas"
    1999_ Muestra en el Centro Cultural del MEC. "5 Propuestas en Madera", con los artistas Damiani, Lorieto, Pailós y Pascale.
           _ Exposición de Artes Plásticas en los 150 años de la Universidad de la República.

    PREMIOS RECIBIDOS:
    1987_ Salón de Esculturas (BROU) Primer Premio
    1988_ Concurso "Van Gogh" Nmb Bank. Segundo Premio
    1989_ XXXVI Salón Municipal de Artes Plásticas Primer Premio en escultura
    1994_ BIENARTE V - Alianza Cultural Uruguay Estados Unidos Primer Premio en escultura.

    Las obras de Nuñez forman parte de colecciones privadas en : FRANCIA, SUIZA, ALEMANIA, LUXEMBURGO y en AUSTRALIA.

    En Montevideo, gran parte de sus obras se hallan en la Colección "Engelman-Ost"

    Texto curaturial

          El logro de la simplicidad es tarea harto compleja. Proviene de un largo proceso de depuración, en base a una escala de valores obtenida de la experiencia. Sin embargo, no es un devenir lineal sine qua non. Las condicionantes para esta sabia conclusión dependen de la capacidad individual de comportarse como un buen discípulo de la vida y de aprender sobre lo andado, separando la paja del trigo.
         El caso de los artistas es especialmente complejo en este sentido, puesto que difícilmente logren el suficiente distanciamiento de sí mismos como para obtener claridad de óptica : el creador habita dentro de sí mismo. Pocos logran la simplicidad y los más ni siquiera lo intentan.
         La situación de Juan José Núñez dentro de la plástica nacional es atípica y sólo comparte sus características con un pequeño grupo de iguales. Es un artista cuya expresión carece de las sofisticaciones que embozan tras sesudas propuestas una gran vacuidad presuntuosa.
         Núñez es un hombre amasado en el paisaje rural, capaz de grandes emociones y dotado del insólito talento de decir o contar grandes cosas en pequeños términos. No necesitan de respaldo teórico ni de conocimientos previos. Casi objetos lúdicos por su resolución formal, pero bellos y maduros productos de un proceso de síntesis natural. Este calificativo define su forma de ser simple. Si pocos logran el estado de simplicidad por esfuerzo racional o por efecto del discurrir temporal, Núñez lo posee por legítimo derecho en forma innata.
         Un lugar, Las Piedras, es un punto de partida, un motivo que estimula antiguos recuerdos, iconografías familiares o voces infantiles. "La Batalla de las Piedras", referente ineludible de los años escolares, es para Núñez un motivador de imágenes adultas, nueva lectura del mismo acontecimiento.
         Si las instancias de nuestra historia han sufrido un proceso de asepsia conducente a la apacible digestión de nombres propios, fechas y emplazamientos físicos, el artista ha buscado otra perspectiva que elude la literalidad de la escultura figurativa de bulto, ofreciendo a cambio ingrávidos dibujos espaciales o bidimensionales, síntesis de realidades sin efectismos.
         Contornos de soldados y lanceros, animales y armas de época se debaten dinámicos, como rápidos apuntes, trazos urgidos que recortan anécdotas o detalles en el aire. Jugando con un símil de profundidad, complejas escenas se desarrollan resueltas en varios planos imaginarios, que permiten al contemplador una lectura pseudo-perspectivada del campo de batalla. Algunas obras conjugan dos lenguajes concretados sobre el plano y en el espacio, para realzar aspectos anecdóticos en el acontecer de la refriega.
         Colores emblemáticos y ascetismo en el planteo. Con economía de medios y una emotiva sencillez Núñez resuelve instancias épicas de una violenta confrontación, humanizando una visión distante de rimbombancias triunfalistas, heroica por esencia y afectiva por pertenencia. Una historia bien contada, en la que los protagonistas se uniformizan en un anonimato heroico, por sobre el que la victoria se perfilará iniciando nuestra gesta independentista, edificada sobre los despojos de hombres sin nombre. La muerte ignorada se homenajea con boato en las figuras de los próceres, destinatarios últimos de grandes monumentos que emblematizan a un hombre, pero se resignifican en miles: estrategas, contendientes, figuras únicas pero sólo vidas humanas en el calor de la refriega.
         Simplicidad para una evocación que reconstruye, mediante materiales rústicos, la silueta de un episodio histórico, el contorno de la muerte en el extremo de un hilo conductor que se pliega y repliega a través del tiempo para hacer posible la libertad de concebir estéticamente a la Batalla de las Piedras sin la solemnidad y la grandilocuencia de los grandes monumentos estereotipados.

    MARIA E. YUGUERO

    Texto de Juan José Núñez

    Recuerdo a mi infancia, cuando por las calles de piedra de mi barrio, costeadas por frondosas sombras de enormes árboles, transitaban tropas de ganado rumbo a la estación del tren. Por delante de ellas, nerviosos caballos de sudorosos cuerpos.
    Esta irrupción sacudía la obligada siesta, pues de los cuellos de aquellos hermosos caballos pendían estruendosos cencerros. Mis ojos de gurí de pueblo quedaban impactados. Tal emoción, ahora lo sé, nacía del ser testigo de aquel enorme grupo escultórico en movimiento. Tal percepción se afirmaría durante mis vacaciones, cuando junto a mis tíos colaboraba con las tareas camperas.
    Interesado por redescubrir nuestro pasado, siempre he buscado dimensionar los hechos históricos más allá de la puntual fecha de los mismos. Por lo tanto me interesó mucho el enfoque removedor de la Prof. Ana Ribeiro en su investigación sobre Artigas.
    En la actualidad vivo en una zona llamada "Rincón del Colorado". La misma está próxima al lugar de la Batalla de las Piedras, motivo estimulante y disparador como para meterme en el tema. A partir de mi lenguaje expresivo trato de lograr, en una suerte de equilibrio plástico, hablar sobre el tema.

    JUAN JOSÉ NÚÑEZ

                                 principal                                                    anterior                                                       siguiente